Suecia renuncia a la cuarentena para expandir la eutanasia

Redacciónpublicado el

Algunos medios de comunicación registran una curva descendente de contagios de Coronavirus en Suecia, el país sin cuarentena, omitiendo de decir que Suecia, debido a esta estrategia, tiene el record de muertes en Escandinavia. El precio que Suecia está pagando para estabilizar la situación, sin cuarentena, es de hecho la eliminación de los ancianos, en coherencia con su política de eutanasia sistemática. Suecia de hecho tuvo hasta ahora 5845 muertos de coronavirus, seis veces más que Dinamarca (633) y Noruega (265). Ambos suman un total de 898 muertos hasta el 16 de septiembre. Es imposible, pues, comparar los contagiados, porque en Suecia, sobre mil personas, el promedio es de 1,2 comprobados, mientras que el promedio de Noruega es de 2,2 y el de Dinamarca de 5,9.

Más precisamente, las estadísticas confirman 87.345 casos en Suecia de los cuales no está registrada ninguna cura y 5851 fallecidos, mientras que en Dinamarca los casos son 21.009, 13.216 curas y 633 fallecidos y en Noruega el total de casos es de 12.276, 9348 curas y 265 fallecidos.

La mayor parte de los muertos suecos son ancianos residentes en casas de reposo, en la que no les fue brindados los cuidados necesarios.

Se nos ha dicho que no debemos mandar ninguno al hospital, aunque tengan 65 años”, dijo a la BBC Latifa Löfvenberg, una enfermera que ha trabajado en varias casas de reposo en Gävle, al norte de Estocolmo.

Este masacre de inocentes no está produciendo ningún beneficio económico: la pérdida del PIL para Suecia estará de hecho en la línea de aquellos países que han utilizado medidas más restrictivas como las de otros países escandinavos. Marcus Carlsson, un matemático de la Lund University, acusó al gobierno de llevar a cabo un “disparatado experimento con diez millones de personas” y afirma que “nos están conduciendo como un rebaño de ovejas rumbo al desastre” (Giulio Meotti, En Suecia curamos el Covid de los ancianos con la eutanasia) “il Foglio” 23 de mayo de 2020). (E.B.)

Redacciónpublicado el