Por no ser gay friendly un sacerdote es removido de una Universidad escocesa

Tommaso Monfelipublicado el

El asistente espiritual católico de la Glasgow Caledonian University, Padre Mark Morris, fue licenciado por el solo hecho de haber organizado una oración para reparar las «graves ofensas a Dios» cometidas durante la Marcha del Orgullo Gay que tuvo lugar en la ciudad. Las autoridades académicas justificaron su alejamiento, considerando sus ideas como un desacuerdo con las del Ateneo: «La universidad es fuertemente inclusiva y está empeñada en tutelar la igualdad y la diversidad en el campus», agregaron. Por lo tanto, ya contactaron a la Diócesis para encontrar un substituto. Sería un buen gesto si la Diócesis asumiera la defensa del mismo sacerdote y lo volviera a postular para el cargo del cual fue apartado de manera imprudente. Pero es inútil ilusionarse pues es improbable que ello ocurra, también porque hasta ahora la Diócesis tomó nota de lo ocurrido, sin pestañear, ni mucho menos protestar.

Los estudiantes católicos, por el contrario, manifestaron abiertamente su descontento por el licenciamiento del P. Morris con estas palabras: «Nos entristece verdaderamente observar como las opiniones y las convicciones católicas no son respetadas en esta universidad» e invitaron a reconsiderar cuanto ocurrió.

Tommaso Monfelipublicado el