“Paraíso” escandinavo se transforma en un infierno igualitario

Redacciónpublicado el

Considerado por muchos un paraíso igualitario, los países escandinavos viven hoy un gran darma. En Suecia, la soledad se transformó en una epidemia. Las personas prefieren las escaleras a los ascensores para evitar así encontrarse con alguien con quien “no serían capaces de conversar sobre nada“.

Entre los países investigados, la amistad está en último lugar en Suecia. Islandia tiene uno de los índices mundiales más altos en materia de consumo de antidepresivos. En Finlandia, aunque esté en vigencia la igualdad de oportunidades, la violencia de género es una de las más elevadas del planeta. En Noruega, la tasa de muertes por sobredosis de drogas es la tercera mayor de Europa. La paz social en Dinamarca desapareció en los conflictos con inmigrantes islámicos y africanos. Para lidiar con 22 guetos, el gobierno quiere derribar edificios a fin de forzar a la población a “mezclarse con personas de orígenes diferentes“.

Sin embargo, pese a que la utopía igualitaria exhibe resultados catastróficos, los mass media continúan presentándolos como un ideal a alcanzar. Se parecen a Alicia en el país de las maravillas.

Catolicismo“, San Pablo, Brasil, n° 813, septiembre de 2018

Redacciónpublicado el