La propuesta de ley de Michigan otorga a los padres una reducción de impuestos por los niños no nacidos

Chiara Chiessipublicado el

Una ley del Senado introducida en la legislatura de Michigan la semana pasada permitiría una deducción fiscal para padres de niños no nacidos. Patrocinada por el senador republicano Tom Barrett, la ley daría a los padres la oportunidad de calificar a sus hijos como dependientes. Para ser calificado, el niño debe tener al menos 12 semanas de gestación al final del año fiscal y la madre debe estar bajo el cuidado de un médico.

Esta no es la primera vez que este tipo de propuesta se presenta a los legisladores de Michigan. En el 2012, los representantes de la Cámara de Diputados consideraron dos proyectos de ley con una redacción similar. En ese momento, un portavoz del Michigan Family Forum, un grupo que apoya la legislación, estimó que extender las exenciones de impuestos para las madres embarazadas equivaldría a un ahorro de alrededor de 160 dólares, que estas madres podrían usar para gastos relacionados con el embarazo.

El representante Jud Gilbert, uno de los patrocinadores de la legislación del 2012, defendió su pensamiento diciendo: «Usted está reconociendo el hecho de que las personas tienen gastos adicionales, otra persona a quien cuidar». El dinero ahorrado podría contribuir a los gastos médicos y a todo otro género de cosas «.

Mientras que el proyecto de ley del 2012 fue visto como una excepción, si se aprobara ahora el de Michigan no será el primero acerca de esa materia. Por ejemplo, el «proyecto de ley sobre latidos del corazón» de Georgia, del mes de mayo, contiene disposiciones que amplían la definición de menores de edad dependientes a efectos del impuesto a las ganancias, para incluir a los bebés no nacidos con latidos cardíacos.

Los legisladores federales también reconocen la necesidad de hacer más por las mujeres embarazadas. En abril, el senador Steve Daines y el representante Mark Meadows presentaron el Child Tax Credit for Pregnant Moms Act del 2019 (Crédito Tributario para Madres Embarazadas), que permitiría a las mujeres embarazadas solicitar el Child Tax Credit (Crédito tributario por hijos) (es decir, una suma de dinero para las personas de bajos ingresos) incluso para sus hijos aún no nacidos.

Todas estas medidas están destinadas a ayudar a la vida naciente y a la familia; también hemos visto propuestas similares en países europeos, como Hungría.

Chiara Chiessipublicado el