La administradora de StemExpress admite que vende corazones y cabezas de niños intactos

Chiara Chiessipublicado el

StemExpress es una compañía de biotecnología de los Estados Unidos que, entre otras de sus numerosas actividades, se ocupa de adquirir tejidos y sangre humana. El jueves pasado, la administradora de Stem Express básicamente admitió ante el tribunal que su compañía de biotecnología suministra a los investigadores médicos corazones fetales latiendo y cabezas fetales intactas.

También admitió en la audiencia preliminar con los investigadores pro vida David Daleiden (de quien también hemos hablado en un artículo aquí) y Sandra Merritt que las cabezas de los niños podrían estar pegadas al cuerpo o incluso «arrancarse«.

«Esta es una admisión horrorosa, pero suscita un interrogante: ¿cómo obtuvieron estos niños intactos?», pregunta Peter Breen de la Thomas More Society, que representa a Daleiden en la audiencia.

«Si tienes un feto con la cabeza y el cuerpo intactos, significa que el bebé nació con vida y que después le fueron extirpados los órganos, o que ese niño fue víctima de un aborto ilegal por nacimiento parcial», dijo a LifeSiteNews. «Ambos son actos horripilantes y violentos».

Daleiden y Merritt fueron acusados de grabación ilegal de informaciones reservadas, respecto a los videos grabados de incógnito que hicieron públicos en el año 2015 después de una investigación secreta sobre la compra y venta de partes del cuerpo del niño, lo cual constituye un delito.

Los videos grabados en secreto expusieron a StemExpress por el tráfico de partes del cuerpo de los niños y la compañía de biotecnología cortó su relación con Planned Parenthood (de la que compraba partes de los bebés) poco después que fueron dejados en libertad.

El equipo legal de los investigadores afirmó en la audiencia preliminar que la ley no considera reservadas las conversaciones que pueden ser escuchadas y que la grabación secreta es permitida cuando es hecha para investigar crímenes violentos.

El jueves, el tribunal vio el videoclip de la administradora de StemExpress, identificada como Doe 12, que se encontró en mayo de 2015 con Daleiden y Merritt, quienes fingieron ser propietarios de una empresa de biotecnología.

Doe 12 dice en el video que hay una gran demanda de «tejido fetal crudo», y que el tejido neuronal o cerebral es mejor expedirlo con la bóveda craneal entera o la cabeza. A lo que Daleiden comenta: «Basta asegurarse que los ojos estén cerrados».

«Sí», se ríe Doe 12, «dígales a los técnicos de laboratorio que están en camino … es casi como si no quisieran saber de qué se trata». El abogado de Daleiden le dijo al tribunal que StemExpress fue mencionada en relación con los estudios de la Stanford University, donde se utilizó la perfusión de Langendorff, una técnica que «requiere un corazón que late«.

Doe 12 admitió que ellos suministraron el tejido cardíaco a Stanford. También admitió que las fotos que los investigadores divulgaron son precisas y que a veces la cavidad craneal está adherida al cuerpo y otras veces no.

El abogado también interrogó a Doe 12 sobre el formulario de consentimiento de Planned Parenthood que StemExpress había utilizado en el 2015 (obviamente, para tener a los niños intactos, el procedimiento del aborto debió ser modificado respecto a lo usual y en los formularios de consentimiento escribían todo lo contrario para engañar a la gente) pero él respondió que no recordaba que es lo que el formulario establecía.

El abogado comentó lo siguiente: «No admitió que a las pacientes no se les dijo que sus procedimientos de aborto podrían ser modificados, pero sabemos que es verdad. Estas personas no son honestas con el tribunal «.

La audiencia está en marcha en estos días. Esperamos que la verdad y la justicia puedan triunfar para eliminar este comercio inhumano y mórbido de niños.

Chiara Chiessipublicado el