Hungría: el proyecto de ley «Stop Soros» es presentado al Parlamento

Chiara Chiessipublicado el

Hungría presentó al Parlamento la ley «Stop Soros» que «autoriza al Ministro del Interior a prohibir las organizaciones no gubernamentales (ONG) que apoyan la migración y representan un riesgo para la seguridad nacional«. La ley fue llamada así por los medios de comunicación en referencia al multimillonario norteamericano de origen húngaro George Soros, que patrocina a las ONG y a la migración masiva para islamizar a Europa y destruir su identidad cristiana.

En esencia, esta ley establece que todas las ONG que ayudan a los emigrantes paguen impuestos especiales del 25 por ciento para desalentar la inmigración ilegal y también contempla la posibilidad de que una ONG sea prohibida si, a raíz de las indagaciones, los investigadores la consideraran una amenaza para la seguridad nacional. Además, las organizaciones que apoyen la migración deberán pagar impuestos sobre la financiación proveniente del Exterior o sobre los bienes que reciban, con una posible exención sobre la financiación que se utilice para fines humanitarios.

Los activistas que apoyan la inmigración también podrán enfrentarse a órdenes restrictivas que les impedirán acercarse a las fronteras externas de la Unión Europea en Hungría. Cuando Soros estaba intentando movilizar millones de personas de África y de Oriente Medio, comenzó una campaña publicitaria («Stop Soros«), a la que el multimillonario respondió que estaba llena de «distorsiones y mentiras«.

Hungría y Polonia, que rechazaron a los inmigrantes del Medio Oriente, fueron amenazadas por la UE con sanciones en caso de incumplimiento de las normas, pero a pesar de esto, la mayoría del gobierno húngaro respondió a las solicitudes proponiendo esta ley, para proteger la propia identidad y el propio territorio. Además de haber adoptado tales medidas, la política del primer ministro Orbán ha demostrado estar muy atenta a la natalidad, al crecimiento de la población húngara y a la ayuda financiera a las familias.

Chiara Chiessipublicado el