En Marsala (Italia) el «Registro de los niños»

Chiara Chiessipublicado el

Un gesto de piedad es el que ha tenido el Municipio de Marsala (provincia de Trápani, Costa Occidental de Sicilia) al aprobar por mayoría la creación de un registro de «niños no nacidos», definición introducida en la resolución en lugar de «productos abortivos», generalmente utilizada para los fetos de la 28a. semana. A cada uno de ellos les será asignado un nombre de fantasía y un número, con el que se serán inscriptos en una lista especial, como también en un cementerio donde puedan ser sepultados.

Hubo 23 sí y solo 3 no a la iniciativa promovida por el Consejero comunal Giusy Piccione. El resultado contiene una buena noticia: entre los favorables a la medida figuran también algunos consejeros del Pd. Esto resulta evidente observando los números: el Partido Democrático tiene 5 representantes en el Consejo. Habiendo habido únicamente 3 contrarios, es evidente que los números no cierran. Es precisamente lo que no le gustó a Milena Gentile, representante del Partito Democrático de Palermo y miembro de la Coordinación Nacional de la Conferencia de las Mujeres del PD. Según las informaciones publicadas por los medios de comunicación, Gentile increíblemente definió todo cuanto ocurrió como un acto «fascista», un hecho «gravísimo», acusó a los promotores del registro de «retrógrados» y «oscurantistas»; por una parte teme una «revisión de la ley del aborto», por otra solicita que el partido censure a los compañeros de partido, “olvidados” «de la lucha de la izquierda por los derechos de las mujeres», y aboga cursos de adoctrinamiento para ellos. También fue manifestada indignación por parte de Refundación Comunista y la galaxia “progresista” en general, feminista y pro-choice, desde la Unión de Mujeres Italianas’ a «Ni una menos».

La medida, que ha exigido una adecuación del reglamento del cementerio, tiene en vista «la importancia que tiene la política en promover la cultura de la vida», suscitando, como era de prever, el entusiasmo de todo el mundo pro-life.

Chiara Chiessipublicado el