El Papa Francisco y el grupo LGBT+ Catholics Westminster Pastoral Council: una ocasión perdida

Lupo Gloripublicado el

El Papa Francisco desperdicia otra ocasión para aclarar y tomar distancia de aquellos que buscan conciliar a la Iglesia Católica y el homosexualismo y le guiña un ojo a los “católicos” LGBT. Se sabe que las imágenes valen más que muchas palabras y esto parece ser, en efecto, el claro mensaje que comunican las que muestran al Papa sonriente, posando frente al Vaticano, con la delegación del grupo LGBT+Catholics Westminster Pastoral Council, en peregrinación a Roma del 6 al 10 de marzo.

Las imágenes valen más que muchas palabras y esto parece ser de hecho el claro mensaje que comunican las fotos del Papa sonriente, posando frente al Vaticano con la delegación del grupo LGBT+ Catholics Westminster Pastoral Council.

El portal de los cristianos LGBT Progetto Gionata -Proyecto Jonatán- publicó satisfecho las fotografías del encuentro, mostrando el comunicado de prensa difundido por el Consejo Pastoral de Westminster en el cual está reconstruida la historia de esta jornada romana del grupo pro-homosexual inglés activo en Londres, en el barrio Mayfair, cerca de la parroquia de la Inmaculada Concepción en Farm Street, más conocida como Iglesia de Farm Street.

Las tomas fotográficas que inmortalizaron al Papa rodeado de “católicos” LGBT se remontan al último 6 de marzo, el “Miércoles de Cenizas”, cuando «los dieciséis peregrinos, entre los cuales, además de amigos y familiares de las personas LGBT católicas, también el propio capellán P. David Stewart s.j., recibieron lugares privilegiados en la audiencia papal matutina en la Plaza San Pedro».

Al final de la audiencia general –como se sabe siempre por el comunicado– el grupo capitaneado por su guía Martin Pendergast, fue invitado al encuentro con el Papa Francisco que los recibió estrechándoles las manos y regalándole a cada uno un rosario. Pendergast, miembro del Consejo Pastoral de Westminster y uno de los fundadores de la Asociación Cristiana Lesbiana y Gay, tuvo así la oportunidad de presentar su grupo «a un sonriente papa Francisco y explicó que formaba parte del ministerio pastoral para las personas LGBT+ católicas de la arquidiócesis de Westminster».

A la tarde, los peregrinos ingleses se dirigieron a la iglesia de Santa Sabina donde asistieron a la Misa papal con la imposición de las cenizas, para después participar, a la noche, en una «liturgia ecuménica de la Palabra y a la bendición de las cenizas junto con anglicanos, católicos y metodistas de lengua inglesa en la iglesia de San Ignacio».

En los días siguientes, informa también el comunicado emitido por el Consejo pastoral, el grupo tuvo la oportunidad de armar sus redes colaborativas y de encontrar algunos periodistas a efectos de exponer su propia versión acerca de los hechos sobre la situación actual de la Iglesia en materia de abusos sexuales.

Entre ellos, el grupo encontró a Christopher Lamb, corresponsal en Roma del semanario católico británico The Tablet, y Robert Mickens, del cotidiano católico francés La Croix International. Posteriormente «los peregrinos encontraron también al teólogo moral norteamericano profesor James Keenan s.j., quien habló sobre Francisco y los dos Sínodos sobre la familia del 2014 y del 2015, sobretodo sobre los principios claves del acompañamiento» y del «discernimiento moral», dos consideraciones fundamentales para analizar el mundo LGBT “católico”.

En su residencia romana, el grupo tuvo también el honor de celebrar la Misa donde murió el fundador de los Jesuitas, San Ignacio de Loyola, y dentro de la iglesia del Santísimo Redentor y San Alfonso, de la cual es titular el Arzobispo de Westminster, Cardenal Vincent Nichols.

Para terminar, se lee en el comunicado, el Consejo Pastoral rezó la oración de la mañana en la iglesia de San Bartolomeo all’Isola, dedicándola en versión politically correct -políticamente correcta- «a la memoria de las víctimas de la homofobia y de la transfobia».

Por último, la fotografía del Papa sonriente, rodeado por los representantes del LGBT+ Catholics Westminster Pastoral Council frente a la Basílica de San Pedro, representa la enémisa gigantesca oportunidad perdida para afirmar la incompatibilidad de la Iglesia y el homosexualismo y un paso hacia adelante de la homo-herejía en el interior de la Iglesia Católica.

Lupo Gloripublicado el