El cardenal Burke conmemora el milagro de San Felipe Neri en Roma

Redacciónpublicado el

Era el 16 de marzo de 1583. Paolo Massimo, hijo del príncipe Fabrizio Massimo, había caído enfermo y una fiebre que le duró más de dos meses acabó con su vida. Cuando San Felipe Neri llego a la estancia del jóven, ya era demasiado tarde…o eso parecía. San Felipe se colocó a los pies de la cama donde yacía el cuerpo sin vida del niño de catorce años y comenzó a orar por su alma. A continuación, el santo gritó su nombre y el joven de pronto abrió los ojos, como si despertara de un profundo sueño.

Felipe preguntó al joven si había muerto en paz, a lo que Paolo Massimo contestó que sí, ya que pronto se reuniría con su hermana y su madre, que le esperaban en el cielo. Al oír esto, el santo le dijo “vete en paz” y el niño cerró los ojos y su alma abandonó su cuerpo de nuevo. La estancia del joven, transformada posteriormente en una capilla, se encuentra en el Palazzo Massimo alle Colonne, situado en la céntrica calle Corso Vittorio Emanuelle II de Roma.

Cada 16 de marzo la capilla se abre para conmemorar dicho milagro. Este sábado, el cardenal Raymond Leo Burke ha celebrado una Misa Tridentina en el santuario para conmemorar el milagro y la vida de este santo, enterrado en la Iglesia de Santa Maria in Vallicella, situada a pocos metros del Palazzo Massimo.

 

Almudena Martínez-Bordiú, Infovaticana – 18 marzo, 2019

 

Redacciónpublicado el