Concesión a China en la Patagonia preocupa a argentinos

Redacciónpublicado el

En un área desértica de la Patagonia se levanta una gigantesca antena de la altura de un edificio de dieciséis pisos perteneciente a China. Con un dispositivo central de 450 toneladas, está bajo el control del Ejército rojo y tiene como objetivo declarado controlar satélites y misiones espaciales chinas.

“Una antena gigante es como un aspirador gigante: chupa señales, informaciones, toda suerte de cosas”, declaró Dean Cheng, especialista en seguridad nacional china. Pequín tiene el usufructo gratuito, por un período de 50 años, de 200 hectáreas en Neuquén, cerca de la frontera chilena y del megayacimiento argentino de gas y petróleo de Vaca Muerta. Pocas semanas después del comienzo de las actividades de la antena, el Pentágono creó un centro de respuestas de emergencia en la misma provincia. “La gente cree que es una base militar y tiene miedo”, dijo la directora de la radio local.

El intendente de la mayor ciudad de las proximidades cree que es un “ojo apuntado contra los Estados Unidos”. El gobierno Macri exige que la antena únicamente tenga usos científicos y no militares, pero el modo de proceder de China comunista no inspira confianza.

 

(Revista «Catolicismo», San Pablo, Brasil, Agosto de 2018)

Redacciónpublicado el