A los Diputados de la Nación: ¡no impongan la Educación Sexual obligatoria con perspectiva de “género”

Martín J. Vianopublicado el
Las Comisiones de Educación y Familia de la Cámara de Diputados está impulsando un proyecto para modificar la Ley Nacional de Educación Sexual Integral (ESI) y declararla de orden público a fin de hacerla obligatoria en todas las instituciones públicas y privadas.
La diputada por el Partido Radical, Alejandra Martínez -que preside la Comisión de Familia- anunció que este paso constituye “el saldo positivo que dejó el debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo.” (¡sic!) (Cfr. “Clarín”; 4-9-2018).  Envíe ya su protesta haciendo clic en: ¡No a la ley de educación sexual obligatoria! 
Sin duda fue muy positivo que no se le diera un marco legal al “acto de mayor discriminación y de violencia que es el decidir quien nace y quien no” -es decir, el aborto voluntario- pero lo positivo sería que se impulsara un proyecto para favorecer la salud psico-físico-espiritual de la madre y la del niño por nacer, un argentino con vida científicamente probada desde el primer instante de la concepción que el día de mañana podría aportar grandes valores a nuestra Patria.
¿Pero cómo se puede pretender que el “saldo positivo” sea imponer a todos los colegios -públicos y privados nótese bien- “que dicten de manera transversal y a través de espacios curriculares específicos” una materia sobre orientación sexual “respetuosa de la diversidad sexual y de género“, “congruente con los derechos reconocidos en las leyes vigentes” entre las cuales la del Matrimonio Igualitario y la de Identidad de Género, eliminando la posibilidad de que la adapten a “su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros y obligándolos a garantizar un acceso igualitario a la ESI para las diversas identidades de género y orientaciones sexuales“?.
Imponer sí, al punto que está previsto que el Ministerio de Educación de la Nación implemente un “sistema de monitoreo para evaluar en forma continua el grado de aplicación y los resultados” del programa de Educación Sexual Integral y que el Congreso de la Nación reciba “un informe semestral escrito y circunstanciado” al respecto.
Enviamos un mensaje de protesta a los diputados para manifestar su rechazo a la imposición de una educación sexual obligatoria basada en teorías -como la de género- reñidas con la ley natural, la ciencia, el más elemental sentido común y al atropello que significa impedir que los establecimientos educativos proporcionen a sus alumnos una educación fundamentada en la ley natural y el sentido común.
Envíe su protesta haciendo clic en:  ¡No a la ley de educación sexual obligatoria! 
Martín J. Viano
26 de septiembre 2018
Martín J. Vianopublicado el